Aprendiendo los sectores económicos de forma divertida

A lo largo de este curso hemos estado trabajando con metodologías activas en 3º de la ESO.

Para empezar, realizamos un agrupamiento basado en el nivel competencial de nuestro alumnado. Los expedientes más altos y más bajos fueron unidos por el profesor, y a partir de ahí los alumnos fueron eligiendo a aquellos compañeros con quienes querían trabajar.

Los grupos formados por 4 alumnos cada uno tenían dentro de sí diferentes roles: El coordinador o líder, quien se encargaba de dar la tarea a todos los miembros y de supervisar el trabajo y presentar las dudas del grupo al profesor. El encargado de la maquetación, que procuraba guardar todo el aspecto formal de la presentación. El encargado de las actividades, y que ha resultado ser uno de los aspectos más creativos, puesto que los diferentes grupos han optado por diferentes juegos para comprobar el grado de atención de los compañeros en clase.

Después de componer los grupos y asignar los roles, el siguiente paso fue asignar las partes de cada tema junto con el día de la exposición del mismo.

El modo de presentar los trabajos se realizaría por medio de la aplicación “Presentaciones” integrada dentro de la aplicación Google Drive. El objetivo era múltiple:

En primer lugar, dar a conocer las facilidades que ofrece trabajar en una plataforma online.

En segundo lugar, tenemos diferentes alumnos que no viven en la misma localidad, lo que supone un trastorno para las familias el tener que moverse para realizar trabajos cooperativos fuera de sus localidades.

En tercer lugar, resulta de extrema utilidad, que cada grupo agregue al profesor al trabajo compartido, puesto que se pueden resolver cualquier tipo de dudas sobre la marcha fuera del horario lectivo.

Compuestos los grupos, asignados los roles, los puntos a trabajar, las jornadas de exposición y la manera de presentar el trabajo, se dieron diferentes horas lectivas en las que el alumnado trajo sus dispositivos para poder organizarse y ponerse en marcha.

Cuando el profesor ha pasado por los diferentes grupos de trabajo ha ido comprobando cómo los alumnos estaban realizando las tareas encomendadas con un alto grado de satisfacción.

A la hora de exponer, cada grupo tenía varias tareas importantes: una vez realizado el trabajo 1 ó 2 miembros del grupo serían encargados de la exposición, la cual deberían haber estudiado en casa, porque la lectura del trabajo penalizaba. La exposición del trabajo no debía superar los 40 minutos, ya que los 20 minutos restantes debían comprobar el grado de atención del resto de compañeros.

Ahí es donde la creatividad de los grupos ha destacado: Diferentes aplicaciones como Kahoot, Plickers, u otros juegos como pasapalabra, Boom, la ruleta de la suerte, etc, han tenido una muy buena acogida por parte del alumnado.

El número de aciertos o fallos era tenido en cuenta de cara a la nota final para los alumnos que atendían a la presentación de los compañeros, de modo que tomaban notas a lo largo de la clase y participaban de las diferentes dinámicas como grupos en los que procuraban prestar la mayor atención posible.

El resultado ha sido muy interesante con una gran participación de los alumnos y con afán de conocer la geografía económica, además de llamarles la atención sobre los problemas de la sociedad presente en los que se han planteado debates de interés sobre conflictos que vivimos en el siglo XXI.